Fortún y Laforet: entre la mujer vieja y la nueva